Un botiquín a la medida de tu perro

Un botiquín a la medida de tu perro 

botiquin


Son muy comunes las situaciones en que nuestro compañero canino se enferme en un momento en el que no se puede recurrir de inmediato al veterinario. Al comunicarse con el veterinario de confianza, puede obtenerse una indicación transitoria y este es el momento en que un botiquín adecuado a las necesidades de nuestra mascota podría ser de gran utilidad. Para esto es necesario tener en cuenta la especie, la raza y el tamaño del animal.
Es muy importante la asesoría y acompañamiento directo de su veterinario de confianza, que dará indicaciones adicionales. Mantenga siempre a mano, el peso actualizado de su mascota, teniendo el dato adherido al botiquín.
En términos generales se pueden mantener algunos implementos y medicamentos siempre a la mano, en caso de alguna pequeña emergencia:
Implementos: Tijeras medianas, y tijeras pequeñas que faciliten el corte de pelo en un área determinada de piel, gasa (en caso de heridas), algodón, vendas elásticas y vendas coban, esparadrapo, cinta de enmascarar ancha, pinzas comunes, unas pinzas hemostáticas, termómetro digital (hay que aprender a utilizarlo correctamente), bozal a su medida (para gatos también existen), jeringas de varios tamaños, hisopos, bajalenguas, glicerina carbonatada, solución de clorhexidina, yodo en espuma y en solución, solución salina estéril. Según el tamaño de su mascota es bueno mantener adaptada una superficie plana y firme como camilla en caso de un accidente traumático que pudiese afectar su columna.
Medicamentos: se debe tener cuidado con la forma en que se almacenan, en un lugar fresco y seco, donde no tengan acceso ni los niños ni los animales de la casa. Verificar con periódicamente la fecha de vencimiento, observar el tipo de empaque o envase, ya que si es opaco, oscuro, o tiene algún color indicaría que el medicamento se alterará al estar expuesto a la luz por mucho tiempo. Siempre serán más adecuadas las presentaciones líquidas como suspensiones y gotas, ya que será más sencillo ajustar la dosis de forma segura para el animalito, más aún si se trata de un animal pequeño.
Meloxicam: es analgésico antiinflamatorio. Tabletas, gotas y suspensión veterinarias.
Metoclopramida: suprime o disminuye el vómito. Mejor en gotas.
Ranitidina: mejora las condiciones de vómito. Tabletas y suspensión.
Clorfeniramina y loratadina: control de alergias. Tabletas.
Bismopet®: el antidiarréico más seguro en este caso. Suspensión veterinaria.
Metronidazol: antibiótico, antiparasitario. Tabletas y suspensión.
Colirios veterinarios: procurar tener a la mano uno común (que también sea útil como gotas óticas) y otro que no contenga corticoides.
Cremas: una cicatrizante y otra antiinflamatoria ojalá con lidocaína.
Finalmente, incluya los medicamentos de uso permanente de su mascota.
En todos los casos siempre debe existir indicación estricta del médico veterinario que deberá dar la dosis y frecuencia de administración, incluso le enseñará oportunamente la forma correcta de administrarlo para evitar accidentes, como asfixia o broncoaspiración. Nunca automedique, puede poner en peligro la vida de su mascota.

Juan Lucas Vargas
Médico Veterinario UNAL
canesanfrancisco.team@gmail.com

 

AQUÍ puedes adquirir  tu botiquin por tan solo 20,000 pesos ( viene sin medicamentos).

  • Colores disponibles : Azul,Gris y Negro.
  • Medidas : 22 ancho , 15 de alto y 8 de ancho

  • Un bolsillo interior en malla y uno exterior en la misma lona del estuche , manija y doble slider.

    botequin perro