Como Elegir El Alimento Adecuado Para Tu Perro

COMO ELEGIR EL ALIMENTO ADECUADO PARA TU PERRO

El lugar que ocupa el perro en el ámbito familiar, nos hace pensar constantemente en su bienestar general: salud, higiene, educación, recreación. Siempre queremos lo mejor para él o ella y es innegable la satisfacción cuando vemos que nuestro/a amigo/a, come su alimento con placer y buen apetito. También estamos pendiente de las nuevas golosinas que aparecen en el mercado de mascotas, porque sabemos lo mucho que disfrutan de ellas. Pero en el momento de elegir un alimento para perros, hay tantas opciones, que puede llegar a confundirnos en esa elección. Así que aquí van algunos puntos clave para tener en cuenta, y que pueden facilitar esa tarea, para obtener lo mejor para nuestro compañero canino, asegurándole gusto al comer, y lo más importante que este venga acompañado de una excelente nutrición según sus necesidades, que garantizará buena salud y una mejor calidad de vida para nuestros perros.

Existen varios factores a tener en cuenta en el momento de elegir el alimento más adecuado para el perro:

1. LA EDAD.

Tengamos en cuenta que el perro en crecimiento tiene necesidades muy especiales para su nutrición, y que le permitirán el desarrollo de todas sus cualidades físicas. Adicionalmente, algunas empresas de alimentos para mascotas  han tenido en cuenta a la hora de elaborar sus diferentes líneas de productos, la talla que tendrá el perro cuando sea adulto, creando dietas específicas para cubrir las necesidades proteicas, energéticas y de minerales y vitaminas, lo cual es de especial relevancia en la crianza de perros de razas gigantes como: Bernés de la Montaña, Gran Danés, Terranova, Bouvier de Flandes, Rottweiler,  Pastor Alemán, Golden Retriever y otras razas más, que pueden alcanzar pesos mayores a 35 kilogramos, debido a que estos alimentos tienen una proporción de nutrientes ideal para lograr un óptimo desarrollo muscular y sobre todo óseo (de vital importancia para estas razas). Aunque existen las dietas para perros grandes y gigantes, algunas marcas han diseñado dietas específicas para gigantes. La alimentación para cachorros debe mantenerse hasta los 12 meses de edad si es de raza pequeña a mediana, 15 meses si es un perro grande y 18 meses si se trata un perro gigante, de manera que se asegurará una perfecta nutrición hasta su completa formación física como adulto.

Llegados a este momento de la transición del concentrado para cachorros al de adultos viene la elección de un nuevo alimento y hacer el cambio gradual de uno a otro, lo que puede llegar a durar de 8 a 10 días, para evitar disturbios digestivos, como diarrea y en ocasiones hasta vómito. Es mejor ser pacientes y evitar problemas de salud innecesarios.

Después de cumplir los 7 años, y dependiendo de la actividad física del perro, se hace necesario realizar nuevamente el cambio gradual de alimento, a uno apropiado para perros mayores, que son los llamados alimentos “senior”, cuyas fórmulas buscan proteger riñón e hígado, se encuentran suplementadas con antioxidantes, protectores articulares, evitan sobrepeso y problemas de estreñimiento.

2. LA ACTIVIDAD DIARIA.

Según la actividad física del perro, se elegirá el alimento de adulto. Si se trata de un perro con alta actividad física, tiene nivel competitivo o con elevadas exigencias de peso, desarrollo físico y donde el pelaje es muy importante, se preferirá un alimento con mayor porcentaje de proteínas  y en especial de grasas de buena calidad que aportarán la energía que necesita el perro para mantenerse siempre activo, alerta y con piel y pelaje excepcionales. Es la característica de muchos de los concentrados super-premium.

Aunque se encuentran alimentos super-premium destinados únicamente para el mantenimiento del perro de actividad media a baja, hay líneas de mantenimiento de calidad premium e intermedia, que cumplen muy bien con el objetivo de evitar mascotas obesas, manteniendo siempre fuentes de proteína de buena calidad y materia prima confiable. Lo importante es que nuestro perro disfrute de su alimento, no presente disturbios digestivos, cambios bruscos en su consumo de agua o del alimento, y que a su vez mantenga un nivel de energía adecuado, así como un pelaje brillante y una piel sana.

3. EL ESTADO REPRODUCTIVO.

Cuando nuestra amiga canina va a ser madre, siempre se recurrirá a una dieta para cachorros, y si está disponible una dieta según su talla aún mejor: pequeña, mediana, grande y gigante o especial para gigante (si está a disposición). La dieta de cachorro se administra a partir de los 40-45 días de gestación (momento en el que los cachorritos presenta mayor desarrollo y ganancia de peso) realizando un cambio gradual de la dieta habitual a la nueva, y se mantendrá el suministro de esta, hasta el momento del destete, cuando se realizará nuevamente el cambio gradual a la dieta antigua.

4. CONDICIONES DE SALUD.

En ocasiones las condiciones físicas y aún, las condiciones de salud de nuestro perro nos obligará a buscar opciones especiales de nutrición, casos en los cuales la asesoría del médico veterinario de confianza es necesaria.

Si se presenta obesidad, hay que descartar ante todo problemas sistémicos y endocrinos involucrados, y asegurar una buena actividad física que complemente la elección de un concentrado tipo “light”. Lo mismo sucederá en el momento de elegir un alimento hipoalergénico para animales sensibles a ciertas proteínas animales, o uno suplementado con protectores articulares, que está indicado para perros de actividad física exigente, o con un problema ortopédico previamente  diagnosticado.

Las dietas medicadas están indicadas para dar soporte nutricional al paciente con enfermedad hepática, renal, en recuperación, con cáncer o problemas digestivos severos, y le ayudarán en unos casos a recuperarse más rápidamente o pueden convertirse en el alimento de mantenimiento definitivo que le garantizará a nuestro amigo canino, una buena calidad de vida.

UNAS PAUTAS ADICIONALES AL ELEGIR EL CONCENTRADO.

  • En primer lugar elegir alimentos de empresas acreditadas nacional o internacionalmente, ya que con la nutrición de nuestras mascotas no hay que experimentar nunca.
  • Leer el cuadro de ingredientes que está en un costado del empaque del concentrado: los 4 primeros componentes nutricionales nos indicará lo que realmente le estamos dando a nuestro perro. Hay que procurar que entre estos 4 ingredientes, el 50% sea de preferencia proteína animal, y no únicamente cereales. Entre los cereales los que ofrecen mayor aporte son el arroz y el maíz. Los componentes restantes son complemento del alimento, de los cuales hay algunos que solo deben ir en pequeñas cantidades.
  • Evitar hacer cambios bruscos y constantes de concentrado. Es mejor asegurarse de que este no se acabe repentinamente. Tener un distribuidor de confianza como asesor, y que ofrezca el servicio adicional de recordatorio, nos ayudará a no olvidar comprar el alimento a tiempo. Para esto es util determinar que tanto alimento debe consumir el perro al día, para lo cual la asesoría de su distribuidor de confianza, también será de gran ayuda.
  • Para premiarlo y para darle un gusto especial, solo brindarle galletas y enlatado para perro, que como siempre deben ser de una marca confiable y reconocida.

Juan Lucas Vargas Ortiz

Médico Veterinario UNAL

canesanfrancisco.team@gmail.com

Encuentra AQUI la gama de concentrados que ofrecemos para tu mascota